Pierde peso de forma divertida

      Comentarios desactivados en Pierde peso de forma divertida

La mejor forma de perder peso, es una dieta equilibrada y realizar ejercicio. Se trata de quemar las colorías que ingerimos. A la hora de plantearnos desarrollar una actividad física, en muchas ocasiones, los ejercicios y aparatos del gimnasio no son una buena opción para las personas que no estén muy motivadas, ya que los consideran aburridos, repetitivos o suponen un gran esfuerzo físico o económico.

Pero existen más opciones, seguro que todos conocemos un tipo de diversión que no la asociamos con el ejercicio y mucho menos con la pérdida de peso: EL BAILE.

Al practicar cualquier tipo de baile, a la vez que nos divertimos quemamos calorías, estas van en función del tipo de baile que realicemos y el tiempo dedicado. Cuantas más partes del cuerpo movamos la quema de calorías será superior. Por ejemplo: para una persona de 60 kilogramos de peso, practicando bailes de salón de forma suave durante 1 hora, puede perder 269 calorías, mientras que si bailara en una discoteca de forma enérgica la pérdida sería de 388 calorías. Para notar buenos resultados es aconsejable la práctica del mismo al menos de hora a hora y media a la semana.

Existen diferentes modalidades de baile, donde pierdes peso, casi sin enterarte, tales como danza del vientre, hip-hop, cha cha cha, merengue, batuka, tango..,cuanto más intensidad y más tiempo le dediques, más lo va a notar tu cuerpo, no sólo en la progresiva pérdida de peso, sino también de líquidos, toxinas, reduce la celulitis, mejora el sistema respiratorio, mejora la flexibilidad muscular y el sistema cardiovascular y ayuda a prevenir enfermedades, entre otros, acompañado de una sensación de bienestar, ya que se reduce el stress y la ansiedad, mientras bailamos se liberan endorfinas, nuestro cuerpo y nuestra mente sentirán el beneficio que transmite el baile.

Se puede practicar en solitario, en pareja, como actividad familiar, con amigos, o en grupo desconocido donde a los pocos momentos se convertirán en amigos con los que vas a compartir risas, complicidad y entusiasmo por el baile. Lo podrás realizar en diferentes ambientes, en casa, en la discoteca, al aire libre, en academias, en gimnasios y en asociaciones, donde se ofrecen las distintas modalidades de bailes, con flexibilidad de horarios.

No necesitas tener muchos accesorios, ni grandes inversiones, sólo contar con ropa y calzado cómodo y muchas ganas de disfrutar. Siempre en cualquier modalidad hay que tener la precaución de realizar ejercicios de calentamiento para empezar y de estiramientos y relajación para terminar, ya que evitaremos riesgos de lesiones.

Si crees que eres una persona sin habilidades para el baile, piensa que lo más difícil es decidirte a empezar, seguro que conoces a alguien que lo practique o un sitio cerca de casa donde puedas empezar. Una vez en ello, sé positivo, márcate un ritmo y pequeñas metas, y todo vendrá rodado. Verás tus progresos día a día, te motivarás a realizarlo de forma progresiva y continua, y apreciarás los beneficios en muy poco tiempo. Animarás a las personas que conoces a que participen contigo y disfruten de tus sensaciones.

En una sociedad tan rápida como la que vivimos, tenemos que encontrar un par de horas a la semana para dedicarlas a nosotros, a mimar nuestro cuerpo y nuestra mente, aprender nuevas formar de diversión, adaptadas a cualquier edad, horario y economía, dónde a la vez que ampliamos nuestro círculo de amigos, reducimos nuestro stress y ganamos en salud. Empieza a bailar desde hoy.